Resumen 2013 y vistas al 2014


Quizás es un mas tarde que nunca, pero ya me tocaba hacer balance. Justo hoy hace siete años que comenzó el proyecto de Naranjas de Hiroshima y casi dos que comenzó en mi cabeza a rondar El Abordaje de las Ideas.

Como ya viene siendo tradición desde hace como cuatro publico un E-Book en pdf con todo lo publicado en Naranjas de Hiroshima desde sus orígenes, allá por un lejano enero de 2007.




El 2013, ¿que decir de él que no se haya dicho ya? parece que todos teníamos unas ganas inmensas de que se acabara y empezara este 2014, que a priori, no parece tan diferente ¿o si?

La verdad es que en perspectiva, poniendo la mirada a lo lejos, se pueden ver con claridad las cosas buenas, interesantes e incluso muy buenas que sucedieron este pasado año.

En lo que se refiere a el proyecto de El Abordaje de las Ideas hay varios puntos interesantes a remarcar. Si bien el año comenzó lento, después de varios meses de parón después de que el primer equipo técnico que eramos se diluyera poco a poco. Así que seguí con el proceso de investigación, además dos proyectos a los que fui invitado como Luis Iborra / Naranjas de Hiroshima, me hicieron poder ver otras perspectivas, experiencias, conocer nuevas gentes y nuevos proyectos, así vivir en primera persona momentos únicos de esos que quedarán por siempre en la bobina de la memoria.

Esos dos proyectos fueron Cinescope, un proyecto de formación iberoamericana en la ciudad de Mérida, en Venezuela. al que fui invitado por Kaori Flores Yokenura para hablar de Difusión Underground, donde conocí audiovisualistas de todos los estilo de la que además salio una entrevista corta, pero intensa con mi estimado Stefan Kaspar, del peruano Grupo Chaski, que lamentablemente meses después dejo este mundo, para con todo el dolor de mi corazón alegrarme no de haberle entrevistado, sino de poder haberle conocido y compartido con él varias platicas.

Sobre mí conferencia sobre "Distribución Underground" quedo este dossier en pdf, disponible para ver y descargar.


De Cinescope, ya hable brevemente en esta entrada: Entrevista Stefan Kaspar (Extracto)



El otro proyecto al que fui invitado fue el CAI, el Campamento Audiovisual Itinerante, en San Miguel de Amatlán, en la Sierra Norte de Oaxaca, he de volver a agradecer a Luna Marán y todo el equipo y participantes del CAI. También cantidad de gentes nuevas e interesantes, profesores, conferencistas y alumnos de todos los campos y procedencias. Una deliciosa experiencia formativa y humana que recomiendo altamente, precisamente ahora mismo esta abierta la convocatoria para este 2014, yo si fuera joven mexicano y con inquietudes hacia el audiovisual no dudaría ni un segundo en inscribirme.


Para esta ocasión preparé una presentación multimedia, que toca varios aspectos de la exhibición, producción y distribución en México, basándome en la experiencia adquirida con los proyectos de Naranjas de Hiroshima y de El Abordaje de las Ideas. Lo titule El Mapa del Tesoro del Cine en México.




Este año hemos grabado solo cuatro entrevistas, pero la verdad han sido cuatro muy buenas entrevistas, no solo por la experiencia humana, sino también por toda la información que ha fluido, sigo comprobando como con un proyecto tan amplio y complejo como esta siendo El Abordaje de las Ideas las entrevistas no solo sirven como material audiovisual para seguir armando el esqueleto de la parte cinematográfica, sino que que a cada entrevista surgen nuevas preguntan y se vislumbran nuevas direcciones en las que seguir investigando.


La primera fue en mayo, la ya citada con Stefan Kaspar, al mes siguiente vino la entrevista con Richard Stallman, pionero y profeta del Software libre y el Copyleft. Una entrevista que surgió de un día para otro y que termine grabando solo, pero a pesar los contratiempos fue tremendamente interesante y salio mas que correcta de imagen y sonido.

Ya acabando el año, con la llegada del DocsDF, además de todos los documentales que pude ver, asistí al #6DocsForum, que fue, para mi, la parte mas interesante de este 8º Festival de Cine Documental de la Ciudad de México, este año amplié conocimientos y seguí conociendo al extenso equipo del festival, este es el tercer año consecutivo al que asisto y cada año se convierte en un torrente de información, documentales y gentes que fluye durante una semana, algo que sin duda se tarda en procesar. No me cansare de agradecer al DocsDF y a todo su equipo, por todo lo ofrecido, por creer en Naranjas de Hiroshima como medio de difusión, además este año, no solo agradezco a Pau Montagud a Inti Cordera o Fito Castillo-Morales, sino a todo el equipo de producción y prensa, al igual que a Gabriela Torres, que este año me dio la oportunidad de participar en la publicación El Charro, donde escribí una pequeña nota.



Durante el intenso DocsForum, si bien los encuentros y retrospectivas con Albert Maysles y Lech Kowalski eran el plato fuerte, para mi estuvieron interesantísimos los de WebDoc y Transmedia, o Nuevas narrativas en el documental y Plataformas digitales, entre muchos otros. Pero gracias al servicio de streaming que tiene el Centro Cultural de España en México, donde se celebraron los talleres, conferencias y presentaciones, se puede ver el registro completo de ellas mismas en el canal de Youtube del CCEMX.

            

Lista de reproducción del 6ºDocsForum del 8ºDocsDF

Además de los documentales, presentaciones y encuentros formativos el 8º Docs DF me permitió conocer de cerca a Lech Kowalski, al igual que ver algunas de sus obras, de las que es bien difícil acceder o eso pensaba yo. Concerté una entrevista gracias a su productora Odile Allard y pedí ayuda a dos buenas amigas, Laura Herrero Gavín a fotografía y Eloisa Diez al sonido, participantes de La Sandía Digital un laboratorio de cultura audiovisual conformada por mujeres, que utiliza el audiovisual como herramienta de transformación social, así como la inestimable participación de Pedro Campillo a la producción, un viejo amigo que casualmente cruzó el charco para verme en estas fechas. Toda una experiencia, esta vez la entrevista pudo ser mas larga, mas cuidada y a pesar de mis ciertas limitaciones con el inglés pude obtener una interesante conversación a modo de entrevista con el señor Kowalski, todo un pionero del underground, se ha movido por todo tipo de narrativas posibles, además de su transgresora trayectoria sigue aportando novedades, como la posibilidad de ver casi toda su obra desde su propia web bajo V.O.D., a precios razonables y con subtítulos en varios idiomas, incluido en castellano. 




La última y cuarta entrevista del año fue con Elena Fortes, directora del Ambulante, gira de Cine Documental que durante meses recorre varios estados mexicanos, con ella tuve una muy buena plática acerca de varias cosas, pero sobre todo hablamos de cine y las posibilidades de exhibición. Además volvieron a colaborar Laura y Eloísa en la parte técnica, y esta vez JoseK a la producción, de hecho fue él quien consiguió esta entrevista.

Pero bueno, este año fue más allá de las entrevistas, la investigación avanzó bastante y encontré una muy buena historia que va a servir para hilvanar toda la estructura, para conseguir a su vez que podamos hablar sobre Copyright o Dominio Público sin que se convierta en algo tedioso y aburrrido.

También este año se sumo al proyecto Karl Lenin Gonzalez Davis, que con su productora El Navegante Films se lanzó a cooproducir junto con Naranjas de Hiroshima este proyecto documental. 

Sin embargo, Lenin, que tiene muchos años de experiencia y ha estado en todo tipo de producciones nunca se había enfrentado a un documental así, que fuera por los márgenes de la industria, un proyecto que se estrenará en internet, que estará bajo licencias abiertas y que pretende financiarse por crowdfunding, sin ayudas gubernamentales o privadas, algo que sin duda un productor de la vieja escuela ve como algo de otro planeta, algo que he tenido que explicarle varias veces. A pesar de todo, Lenin ha confiado en mi y este proyecto aun sin terminar de comprender ciertas cosas. Por eso ahora os lo cuento a ustedes, porque estas dos cosas me toca explicarlas casi a diario.



¿Porque usar Creative Commons? ¿Porque el Crowdfunding como forma de financiación?

Las licencias abiertas Creative Commons que surgen apenas hace diez años aparecen en escena como una herramienta legal para, al igual que en su momento fue el GNU/Linux, el Software Libre o Open Source, hacerlo lo mismo con el audio/vídeo, si la idea bajo el concepto de código abierto es sencilla: cuando los programadores (en Internet) pueden leer, modificar y redistribuir el código fuente de un programa, éste evoluciona, se desarrolla y mejora. Las licencias CC son amplias y te permiten elegir que posibilidades le das al usuario final de poder hacer con tu obra, desde permitir nomas la copia y exhibición privada, siempre nombrando al creador, como permitir la remezcla o ánimo de lucro.

En el caso de El Abordaje de las Ideas, por ahora, hemos utilizado la licencia que dice CC BY-NC-SA, que básicamente dice debes nombrar al creador, que no puedes hacer uso comercial y que debes compartir bajo la misma licencia.

Esto nos permite que todo el material que publicamos hasta ahora, mas todo el siguiente que publiquemos puede ser visto, reproducido, remezclado, siempre y cuando no sea para usos comerciales y se comparta bajo la misma licencia. Todo esto quiere decir, a su vez, que yo mismo puedo explotar comercialmente cualquier obra generada, solo establezco que puede hacer el público con ella.

El otro punto es la financiación, cada semana alguien me pregunta porque no presentar el proyecto a cualquiera de las ayudas, apoyos o subvenciones que da alguna de las instituciones mexicanas, ya sea IMCINE, Conaculta, etc. Y básicamente es solo por una cosa, al acceder a estas ayudas públicas estas entidades te piden contraprestaciones, que suele ser principalmente la cesión de derechos, te dan ayudas a la producción, al guión o te ayudan en la exhibición llevándote a festivales, sin embargo ellos se quedan gran parte de los derechos de exhibición, con lo cual tu pierdes el control de la obra y obviamente la obra debe estar bajo Copyright. Algo que por varios lados rompe completamente con la idea de este proyecto, si bien por coherencia, este documental o al menos su parte lineal se estrenará directamente a través de Internet en Naranjas de Hiroshima, como no podría ser de otra forma, además de todo la parte del proyecto que sera el WebDoc, que sin ser manipulable, remezclable o copiable pierde el 100% de su espíritu y propósito.



Es por todo esto, que el Crowdfunding, a modo de financiación popular mediante internet nos proporcionaría la posibilidad de producir el proyecto completo con independencia total, no solo en la parte creativa, sino en toda la parte legal, mucha gente sigue pensando erroneamente que el Copyright te da control total de tu obra, cuando normalmente el control total de tu obra no suele ser del director, sino de quien posee los derechos de explotación de la obra, que normalmente posee el productor.

Si bien es cierto que el proyecto a ido creciendo en todo este tiempo, que ya no es tan fácil o sencillo, ni tan barato de producir, la idea del Crowdfunding básicamente seria pagar pagar unos sueldos modestos, pero justos. Aun queda mucho trabajo por delante, pero el ideal es que en las partes importantes que quedan por hacer se pague algo pro el trabajo hecho y tener algo, al menos para pagar comidas y desplazamientos.

Llevo mas de un año preparando el dichoso Crowfunding, por ahora solo nos falta un teaser del proyecto, algo difícil, pues hasta ahora solo tenemos entrevistas, que solo es un pequeña parte del proyecto. Algo que por ahora no esta listo ya que he tenido que enfrentarme a varias visicitudes, como problemas y limitaciones técnicas. ¿Algún animador/a o postproductor/a que quisiera unirse al proyecto?

La idea inicial era que hoy, en el 7º Aniversario de Naranjas de Hiroshima lanzar una gran fiesta de aniversario a la vez que lanzar el Crowdfunding, algo que, por desgracia deberá posponerse hasta el mes siguiente, ya que ahora mismo, ha sido imposible técnica, humana y económicamente. Si no es fácil ejercer de hombre orquesta y hacer de director, productor, diseñador, community manager y diseñador web, menos es tratar de hacer todo esto mientras se esta en un país y en un continente ajenos, así que además de todo, espero que este año salga mas trabajo que me haga salir de la precariedad económica y laboral.

Para ir acabando, os cuento que no solo yo hice entrevistas este año, también me entrevistaron a mi, primero fue en la radio, en programa La Isla Desierta, de Montevideo, en Radio Uruguay. Y la segunda, a pesar de mis reticencias para estar delante de una cámara, los compañeros y amigos de la Agencia Subversiones me convencieron para entrevistarme en Septiembre pasado, una entrevista que salió a la luz hace apenas un par de semanas y en la que hablo tanto de Naranjas de Hiroshima, como de El Abordaje de las Ideas.



Por último, comentar que también durante el 2013 hubo un cambio total de la web del proyecto, e incluí varias subsecciones, como el Rincón de Prensa, donde he ido agrupando varias noticias interesantes con el curso de la investigación, así como la Videografía Consultada, donde ver proyectos similares o que han servido también para el desarrollo de la investigación, a la vez que para el trabajo de difusión he seguido creando material gráfico a partir de obras en Dominio Público, los recursos que he ido utilizando ahora se pueden encontrar en la sección de Recursos. A la vez que todo el material bibliográfico  consultado lo pueden encontrar en Bibliografía consultada.



Os iré contando novedades tanto de Naranjas de Hiroshima, como de El Abordaje de las Ideas, ya que para este 2014 va a haber varias e importantes novedades en varios proyectos.

También este año colabore tanto con el Cineclub de los Comunes como con el Festival de Cine Creative Commons de la Ciudad de México, que este año volvió a contar con una interesante programación de obras audiovisuales, presentaciones y encuentros.



Ya me despido y solo me queda agradecer a todos y todas los que apoyan ambos proyectos, con Naranjas justo hoy hace siete años que emprendí este camino y con el Abordaje hace apenas dos.

Y referenciando a mi admirado y querido Antonio Machado:

"Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas."


Gracias de nuevo a todos/as.

Luis Iborra


0 comentarios:

Piratas y otros cuentos para un documental libre

Un reportaje de la Agencia Subversiones
Texto y fotografías: Heriberto Paredes
Video: Judith Gómez

Piratas y naranjas from Agencia SubVersiones on Vimeo.

Piratas y otros cuentos para un documental libre
Si los espacios de expresión política se están cerrando apresuradamente en un país como México, las opciones de acceso a distintos elementos de la cultura son cada día más escasas, no existe una política cultural adecuada a las necesidades de una población diversa y múltiple en sus expresiones y capacidades. No existe esta política porque lo que ocupa su lugar es la misma vieja canción de la cultura elevada, la farándula llena de poses, los chismorreos acerca de la vida personal (y demasiado plastificada) de supuestos artistas y cantantes, lo que sí existe es la fama alcanzada a través de un lamebotismo que lo mismo alcanza a curadores de arte que a escritores, lo que sí existe es la negación explícita y tácita (depende del descaro del agente cultural) de una fuente cultural de la cual abrevan raíces culturales diversas, potenciables todas, que generan un torbellino de fuerza e identidad múltiple.
No se puede hablar de una sino de muchas culturas abigarradas y entrelazadas históricamente a través de las distintas luchas y resistencias que hemos vivido y protagonizado los que no estamos dentro de la cúpula económica que pretende un país homogéneo y único.
Y dentro de todo lo barroco que puede sonar este tianguis cultural, encontramos a los agentes culturales más conscientes y preocupados, más preparados e informados: los piratas. Especie en franca expansión, acercan las diversas producciones musicales, las corrientes más recientes del cine documental, lo mejor de las expresiones espontáneas de la moda y la manera de bailar o de sobrevivir en un ambiente babilónico como puede ser cualquiera de las ciudades de este maltrecho país.
Queremos presentar a uno, un pirata de piratas, uno que vio y acertó en su tiro al blanco para entender que –en este caso hablando del género documental y cinematográfico- es en los bajos fondos en donde se gestan las heroicas masas de mexicanos que amplían su visión y descubren el mundo a través del séptimo arte. El creador de Naranjas de Hiroshima tuvo, y tiene, la sensibilidad necesaria para entender que si queremos conocer las culturas que construyen las diversas sociedades mexicanas, hay que mirar muy abajo y adentrarse en los pasillos y corredores de una vida vivida entre la falta de opciones educativas y el acceso ilimitado al comercio universal, por supuesto ilegal.
Mucho de lo bueno que pasa en este país ocurre en la ilegalidad, y no porque se trate de actos o sujetos criminales sino porque las legislaciones no se adecuan a la vida real y carecen de legitimidad para millones de personas. Si hablamos de autonomía, si hablamos de educación popular, si pensamos en cine, en literatura, en organizaciones políticas, en diversión, en amor, todo ocurre fuera de la ley, todo termina siendo ilegalizado por la cultura oficial, por las instituciones, por las políticas sociales. Naranjas de Hiroshima resulta una apuesta que surge del gusto y de la espontaneidad pero que en su camino mexicano se encontró con que la única manera de abordar las ideas es caminando entre nylons de colores y puestos de comida, es mirando a lo que se ofrece en los puestos que flotan altivamente en las banquetas y salidas del metro, como verdaderos piratas que defienden su territorio de la corona. En su caminar y descubrir, Luis deja claro la fuente de la que abrevan sus propuestas, sus búsquedas y pone en cuestión lo obvio: ¿dónde está realmente la cultura? ¿es acaso el cine documental un bicho raro en los hábitos de mercadeo popular mexicano?
No importa si es Pátzcuaro o Monterrey, la Ciudad de México o Iguala, en cada rincón ha surgido un pequeño puesto que trae lo mejor y más reciente del documental, se asolean o se congelan los materiales de Canal 6 de Julio, o las producciones europeas o sudamericanas sobre infinitos temas, recientemente hasta nosotros como proyecto tenemos ya el honor de circular en esta gran red arterial que mueve las ideas en nuestro país, o por lo menos acerca lo que las industrias cinematográficas aún quieren controlar y limitar a través de los derechos reservados y las licencias cerradas. ¿No se dan cuenta de que no hay candados que no se puedan romper ni materiales que no se puedan conseguir? Porque mientras, o nos vemos un documental a través del internet o lo buscamos en nuestro puesto distribuidor de confianza al mismo tiempo que comemos unas quesadillas o tomamos una cerveza –qué calor hace a veces en los tianguis.

Fotografías: Heriberto Paredes

Las cajas de naranjas
La primera vez que escuché hablar del proyecto de Luis, el y yo no nos conocíamos. Algún amigo en común me contó que había una página en donde yo podía acceder gratuitamente a muchos documentales sobre una cantidad indefinida de temas, me dijo el nombre y lo primero que me vino a la cabeza fue una caja que mis padres tenían cuando yo era pequeño (aún la conservo) y que en su exterior decía: “Mandarinas de Michoacán”. Tal vez el destino juega bromas de ese tipo, pero lo cierto es que hace casi treinta años que a alguien se le ocurrió vender cítricos en cajas con nombres particularmente pegajosos, y, como bien lo define la Tropa Ballenata, los caminos de la vida nos van llevando por dónde no pensábamos. Ahora, en los inicios de este siglo, el documentalista y pirata usa Naranjas de Hiroshima para dar a conocer un espacio de total libertad en lo que respecta al conocimiento e intercambio del cine documental, un espacio que abona a las nuevas formas de entender el acceso a la cultura; y afortunadamente nada lleva el nombre de las mandarinas michoacanas.
Durante varios meses intercambiamos ideas y posibles líneas de trabajo conjunto pero fue hasta que los propios proyectos se fueron acercando que ubiqué la dimensión del trabajo de Luis: la piratería como metáfora de la libertad.  Su minucioso trabajo de búsqueda (aunque aún sigo esperando que me consiga Est of Havana, pero bueno…) en el mundo del documental, sus pláticas con mucho bagaje de fondo, las investigaciones para su documental y su iniciativa incansable hacen que este proyecto vaya encontrando muchos aliados y mucha fortaleza. Pero sobre todo, ha generado que las cosas vayan saliéndose de la pantalla y aterrizando en buen puerto: México, la tierra soñada de los piratas.
En la cítrica página se exponen los motivos del proyecto que es al mismo tiempo una suerte de Aleph de otros proyectos, con precisión se afirma al respecto de las dos líneas en las que se apoya este barco pirata: “A partir de aquí el Cine Documental se convierte para nosotros en el mejor espejo de lo que fuimos y de lo que somos, gracias a él podemos acceder desde importantes momentos históricos a instantes cualquiera de una vida ajena, desde historias sociales o políticas hasta oníricas realidades poéticas. En cualquier lugar del planeta y situarse en todas las épocas posibles desde la creación de cine hasta hoy en día”.
“[…]Además de todo esto es imprescindible para nosotros comprender la realidad latinoamericana respecto a las posibilidades de acceso a internet y sus redes; somos conscientes del privilegio que puede suponer en muchos lugares no solo la conexión sino el disponer de las herramientas dedicadas a ello. Por ello, queremos crear vínculos tangibles, más allá de internet, y ofrecer la información y el acceso a nuestro archivo para facilitar la difusión cultural a través del cine documental.”
Y ya con mayor precisión, quien entra en este sitio puede encontrar fácilmente el camino para descubrir un proyecto documental que parece ser la Rayuela de nuestra época, así lo pienso cuando escucho “El abordaje de las ideas”, y tal y como en su momento lo hiciera Julio Cortázar en la advertencia a su novela que será siempre muchas novelas, Luis nos dice claramente: “Por otro lado el documental se convertirá en algo vivo, un proceso mixto e interactivo, en el que el espectador podrá crear su propia película, con los temas, puntos y duración que así desee, podrá ver su propio y especial “Montaje del Espectador” y además podrá descargar, copiar, distribuir, así como remezclar la obra, gracias a las licencias abiertas Creative Commons con las que contara todo el metraje de “El Abordaje de las Ideas”.
No puedo sino detenerme aquí y dar paso a lo que naturalmente viene, es decir, adentrase en los mares de la libertad creativa y la piratería colectiva, porque si Luis es un pirata, lo somos nosotros todo el tiempo, a veces sin darnos cuenta. Y los piratas, al igual que los rebeldes y los anarquistas, conocen de la libertad no porque la lean en un manual sino porque día con día luchan para construirla y la defenderemos a capa y espada.
Visita con mucho detenimiento:

0 comentarios: